Villas de La Roque Gageac

la-roque-gageac-7El pueblo de La Roque-Gageac es tan antiguo como misterioso. Este hermoso pueblo situado al pie del acantilado y “listo para encallar en el río”, ha estado ocupado por los hombres desde tiempos prehistóricos. Desde la época galo-romana, se conservan restos de una antigua vía y la ubicación de una villa, así como un pozo romano en excelente estado. No obstante, la ocupación conocida del lugar es menos remota, ya que data de alrededor del año 849 con la llegada de los normandos a Périgord. Desde la época de las invasiones “vikingas”, con sus “drakkars” remontando la Dordoña, se conservan viejas fortalezas construidas en el acantilado por la población local para protegerse de estos últimos. Otros vestigios de esta época son el muro y las casas fortificadas, que hicieron de La Roque-Gageac una auténtica fortaleza. Este verdadero fuerte resistió a la rivalidad entre los Capetos y los Plantagenet (franceses e ingleses) y sólo las puertas entintadas dentro de los muros permitían entrar en el pueblo. la-roque-gageac-3La Roque-Gargeac estuvo, durante mucho tiempo, gobernada por el abad y, después, por el obispo de Sarlat. La iglesia parroquial, sin embargo, se encontraba en Saint Donat (a 1,5 km). De hecho, el pueblo no tenía más que una simple capilla hasta principios del s. XIV, cuando el pueblo se convierte en la segunda residencia del obispo de Sarlat, para garantizar su seguridad. A su vez, nobles y burgueses llegaron a establecerse en la ciudad episcopal, atrayendo a ricos, letrados y sabios. La Guerra de los Cien Años no sacudió la ciudad y, en el Renacimiento, con la calma retomada, se adornaba con torres almenadas, tejados puntiagudos y ventanas en lugar de troneras, adoptando el estilo de la época. De esta época, se conservan las ruinas y restos del antiguo castillo señorial de los obispos, los fuertes trogloditas, las murallas de la antigua fortaleza, reforzadas en 1662 antes de ser desmanteladas en el s. XVIII, y casas fortificadas de nobles, entre las cuales la mansión de la familia Tarde dominaba siempre el corazón del pueblo. Jean Tarde, una de las figuras más importantes de la región, nació en La Roque-Gageac, hacia 1561-1562, y sus “crónicas” conforman la base de la historia medieval de la localidad. Fue un famoso astrónomo, filósofo, matemático, arqueólogo, teólogo e historiador, que fue “canónigo teologal”, es decir, defensor del dogma y Vicario General del obispo de Sarlat. En su misión de examinar el estado de las parroquias, dibujó un mapa detallado de la región, que todavía hoy, junto con sus “crónicas”, es una de las principales fuentes de estudio de la localidad y sus alrededores. Durante un viaje a Roma, trajo un telescopio, obsequio de Galileo. Este regalo le permitirá apoyar las teorías de Copérnico, demostrando que los astros giran alrededor del sol y de ellos mismos. No obstante, estas teorías fueron rechazadas por la iglesia y se vio obligado a retractarse de estas ideas ante el tribunal de la Inquisición. Jean de Tarde murió en 1636.

Cuando Geoffroy de Vivans, famoso capitán hugonote y señor de Doissac, toma La Roque-Gageac en 1589, el castillo del obispo y la mayoría de las mansiones de los nobles, que ya estaban empezando a decaer, quedaron abandonadas. Posteriormente, el pueblo fue vendido por el obispo a un señor de Salignac. Durante la Fronda, a pesar del estado ruinoso de la muralla, los habitantes resistieron los ataques de Marsin, un teniente del Príncipe de Condé. En la época de Luis XIV, el edicto de 1669 sobre los derechos de pesca dio el río al rey y privilegia el transporte fluvial en detrimento de los pescadores. jardin-exotiqueDespués de la revolución, el transporte fluvial se intensifica y hace de La Roque-Gageac un puerto muy importante, que se convirtió en una fortaleza comercial, después de haber sido un fuerte militar y sin dejar de ser un pueblo de pescadores. Después de la Segunda Guerra Mundial y el final de las gabarras, La Roque-Gageac se renueva antes de conocer la “ira del acantilado”, ya que en enero de 1957, un bloque de 5.000 a 6.000 m3 de roca se desprendió y cayó sobre el pueblo destruyendo diez casas, matando a 3 personas y cortando la carretera durante varios años.

Fue la disolución de calcita (carbonato de calcio que sirve de aglutinante) lo que provocó el desprendimiento de la roca. La Roque-Gageac tuvo entonces que reconstruirse “una nueva figura” sin traicionar su antiguo aspecto, lo que le permitió obtener el título de “pueblo más bello de Francia” hace ya algunos años y ser clasificado como el tercer lugar de Francia tras Mont-Saint-Michel y Rocamadour.

Ubicado entre el acantilado y el río, el pueblo tiene un clima de una suavidad especial que le ha permitido establecer un jardín exótico. Idea original del Sr. Gérard Dorin, que aprovechó el solarium natural del acantilado para plantar allí una exuberante vegetación mediterránea, pueden encontrarse palmeras, bananeros, buganvillas, naranjos, granados, limoneros y otras adelfas. Jardín con visita abierta y gratuita.

El Castillo de la Malartrie

chateau-malartrie-illustrationUbicado a las afueras del pueblo de La Roque-Gageac, y siguiendo el río, el castillo es la residencia de los Saint-Aulaire, ilustre familia de diplomáticos de Périgord.
Su construcción comenzó en el s. XIX y se terminó en 1920. Esta obra neoclásica fue construida en estilo renacentista del s. XVI por Laffilée para el señor de Saint-Aulaire, embajador de Francia.
Se trata de una sabia y hábil restitución, cuyas piedras están tan erosionadas que parecen antiguas y están colocadas tono sobre tono a lo largo de la roca roja. Se puede admirar su torre cuadrada de matacanes, sus torres redondas y sus buhardillas.

Privacy Preference Center

Techniques

Cookie : phpsessid
Nom : PHP Session Id
Durée de stockage : session utilisateur
Fonction du cookie : Stocker les données de navigation permettant le passage d’une page à l’autre sans perte d’information. Ce cookie ne sert qu’au bon fonctionnement du site.

Cookie : wordpress_test_cookie
Nom : WordPress test cookie
Durée de stockage : session utilisateur
Fonction du cookie : Un test de performance effectué par le site afin de vérifier si vous avez vos cookies d’activés

Cookie : GPDR
Nom : GDPR
Durée de stockage :
Fonction du cookie : Mémoriser votre choix et vos préférences de cookies pour ce site.

Cookie : icl_current_language
Nom : Current language
Durée de stockage :
Fonction du cookie : Mémoriser votre version linguistique

PHPSESSID, wordpress_test_cookie, gdpr[consent_types], gdpr[allowed_cookies], icl_current_language

Advertising

Analytics

Other